La cartografía urbana convergiendo hacia el «régimen escópico» 3D.

CASA_ROSADA_3

Nube de puntos de Casa Rosada

Cuenta Italo Calvino en El Viandante del mapa (1984) que “la forma más simple del mapa geográfico no es el que hoy nos parece más natural, es decir, el que representa la superficie del suelo como vista por un ojo extraterrestre”. Y agrega que le llamó la atención “un rollo japonés del Settecento italiano de más de 19 metros de largo, que representa el itinerario de Tokio a Kioto: un paisaje minucioso en el que se ve cómo el camino supera alturas, atraviesa bosquecillos, costea aldeas, vadea ríos por puentecillos en arco, se adapta a las características del terreno nunca demasiado accidentado”. Esta diferencia que Calvino advirtió, y luego la que nosotros vivimos en nuestra cotidianidad de hoy en día –un pasaje desde la mirada de Dios hacia la mirada subjetiva objetivada, que lo experimentamos tanto en los videojuegos (RV, realidad virtual) como en el Smartphone con GPS de navegación (RA, realidad ampliada)-, en cierta forma nos introduce al concepto de «régimen escópico», que hemos tomado a préstamo del norteamericano Martin Jay -teórico del arte, historiador del pensamiento y de la cultura visual-. Jay definió al «régimen escópico» como “el modo de ver de una sociedad, ligado a sus prácticas, valores y otros aspectos culturales, históricos y epistémicos”. ¿Qué quiere decir esto? Que cada época tiene su modo particular de mirar, anclado a su modelo epistemológico.
El tránsito de la metafísica cristiana medieval (de «régimen escópico» hegemónico relacionado con la temática religiosa, sin perspectiva geométrica –con alguna excepción hacia el Medioevo tardío-, con las figuras representadas en un mismo plano, y manteniendo el orden jerárquico de lo creado) a la metafísica cartesiana moderna, implica el pasaje del hombre como ens creatum (creatura) al hombre como subjectum (sujeto), y al mundo como objectum (objeto). Cuenta Jay que si bien hay una cierta disputa, se le atribuye al artista y arquitecto Brunelleschi y a la interpretación teorética de Alberti (en su tratado De Pittura), en el Renacimiento italiano (Quattrocento), la invención y teorización de la perspectiva en las artes visuales, que junto con las ideas cartesianas de racionalidad subjetiva dieron lugar al régimen escópico dominante y hegemónico de la era moderna, el «perspectivismo cartesiano». Si tomamos como ejemplo a la cartografía, la representación desde la mirada de Dios, desde lo alto, se condice con la visión objetiva científica cuadriculada y matematizada. Según Panofsky, alemán, teórico de la estética de la primera mitad del s.XX, el aporte que hace la perspectiva es el pasaje del plano terrestre matematizado (2D) al espacio de representación en tres dimensiones (3D), implicando no solo una expansión de la esfera del yo, sino también la objetivación del subjetivismo. El espacio es visto desde el espectador, y es mediante cálculos de geometría proyectiva (Desargues y Pascal) que se puede objetivar no ya el espacio de ese objeto sino el espacio entre el sujeto y el objeto. Agrega Panofsky que el Renacimiento “había conseguido así una construcción espacial unitaria y no contradictoria, de extensión infinita (en el ámbito de la dirección de la mirada), en la cual los cuerpos y los intervalos constituidos por el espacio vacío se hallasen unidos según determinadas leyes”.

Navegador GPS, FPV y TPV.

Navegador GPS, FPV y TPV.

Vamos a hacer un puente hasta finales del s. XX, con el surgimiento y la masificación de la tecnología de información: mientras que la realidad virtual (RV) intenta sustituir a la realidad física, y transportarnos a una realidad digital totalmente construida, la realidad aumentada (RA) implica una visión directa o indirecta de un entorno físico del mundo real, cuyos elementos se combinan con elementos digitales para la creación de una realidad mixta en tiempo real. No sustituye a la realidad física, sino que sobreimprime los datos digitales al mundo real. ¿Cómo se vinculan la RV y la RA con el 3D? Muy simple: la tendencia estética hacia la verosimilitud perfecta y hacia una mayor inmersión psicofísica del usuario determinan la necesidad de imágenes en 3D. Para Lev Manovich, ruso, teórico de los medios, cada período en la historia de los medios informáticos ofrece sus propias oportunidades estéticas, así como su propia visión del futuro. Entiende que en la segunda mitad de los noventa, las tarjetas gráficas 3D y unos procesadores mucho más rápidos hicieron posible que los juegos pasaran a una representación tridimensional en tiempo real. Esto permitió el modelado de interacciones visuales entre los objetos y el espacio en que se encontraban ubicados, como los reflejos y sombras. En consecuencia, el espacio de juego se volvió más un auténtico y coherente espacio en tres dimensiones, en vez de una serie de planos bidimensionales, sin relaciones los unos con los otros.
Para cerrar, podríamos aventurar que la tecnología cartográfica está dando pasos hacia una convergencia con la estética de los videojuegos caracterizados por el «régimen escópico 3D», y que sus principales características sean: espectador en primera persona (FPV, First Person View) o en tercera persona (TPV, Third Person View), las imágenes de las perspectivas con luces y sombras son dinámicas y varían en función del posicionamiento espacial real y/o virtual del observador, implica una expansión subjetiva (del yo), coadyuva a la construcción de una subjetividad, suele tratarse de realidad ampliada en cuanto que agrega información digital a la realidad, hay una interactividad hombre/máquina, hay intersubjetivismo y comunitarismo, paradójicamente también un importante componente de individualismo, presenta un delgado límite realidad-ilusión o realidad-irrealidad, presenta el riesgo de la virtualidad que tiende a la ilusión perfecta, y la tensión de un sujeto que se mueve bajo dos principios de realidad, simultáneamente distanciándose del objeto (real), etc.
Entendemos que en tanto las sociedades continúen migrando al ritmo actual hacia las las geoaplicaciones (Geoapps), el futuro está a la vuelta de la esquina. En este sentido estamos trabajando.
Ing. Flavia Serafini e Ing. Marcelo Marcovich
Colaboración: Ing. y Lic. en Filosofía Alejandro Fidias Fabri

PS: Metadata de la nube de puntos de El Planetario en la CABA: tecnología DSM en formato LAS generado por correlación automática con MATCH-T de INPHO vers. 5.7 a partir de imágenes de 9 cms. de resolución espacial visualizado con QTReader.

Bibliografía:

CALVINO, Ítalo. Colección de Arena. El viandante del mapa. 1984, Eds. Siruela, col. Libros del Tiempo Madrid, 1998 [1974-1984].

JAY, Martin. Campos de Fuerza. Entre la historia cultural y la crítica intelectual: regímenes escópicos de la modernidad. 2003. Ed. Paidos, Buenos Aires.

MANOVICH, Lev. El lenguaje de los nuevos medios de comunicación. 2005. Ediciones Paidós Ibérica S.A., Barcelona.

PANOFSKY, Erwin. La perspectiva como forma simbólica. 1973. Tusquets Editores S.A., Barcelona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s